CLERO HOY
 
Julio 22 de 2021                          N° 470  
Las noticias eclesiales más importantes para el clero
y otras propuestas para su vida y ministerio pastoral.
 

En CLERO HOY, 470

¡Hola Amigo!

CUATRO PASOS CON JESÚS

Nuestra Familia de Pastores 

Interesante 

  • El libro «oculto» de San Juan Pablo II: El amor, la alianza y el orfebre.     

Ayer, Hoy y Mañana

En la Iglesia Universal

En América Latina

Para nuestra pastoral

Para nuestra próxima homilía dominical

  • Juan 6,1-15: PARA QUE TENGAMOS VIDA (I): Pan en abundancia para todos.
  • Para compartir con nuestra comunidad

Para estos días

  • Jornada mundial de los abuelos y adultos mayores.

Intención Misionera

  • Intensión universal – La amistad Social. Recemos para que, en situaciones sociales, económicas y políticas conflictivas, seamos arquitectos de diálogo y de amistad valientes y apasionados.
¡Hola Amigo!

CUATRO PASOS CON JESÚS

A toda hora, nos recuerdan que la oración personal es decisiva en nuestra vida y ministerio. Todos estamos de acuerdo. Pero, a varios nos ha pasado que, aún sabiéndolo, se nos ha vuelto difícil el orar.
A veces, en ello ha influido el cúmulo de actividades pastorales que nos lleva, a los pocos años de nuestra ordenación sacerdotal, a no encontrar tiempo para la oración. A veces, el estar dispersos en los servicios nos hace perder el control. Otras veces, por nuestra debilidad en la fe y en la motivación vocacional, vamos hacia una mediocridad y mundanización en nuestra vida. Pero, en medio de esa situación, sigue siendo cierto que el camino de superación es el del encuentro personal con Cristo. Muchos necesitamos, entonces, recomenzar con pasos nuevos este camino de la oración.
¿A qué hora? El tiempo se mide, sobre todo, con el corazón: tenemos tiempo para lo que estimamos importante. Por eso, la solución comienza dándole mayor importancia a Jesús y a nuestra vocación y misión. Tendremos que apreciar más la amistad personal con Él. De ello depende el que tengamos más y mejor tiempo para la oración. ¿Verdad? Encontraremos el espacio y ambiente apropiado. Si se necesita, madrugaremos más para tener ese encuentro vivificador con Él. Jesús nos espera y nos ayuda.
En este boletín estaremos compartiendo sobre varios medios que nos pueden ser útiles. Hoy compartimos cuatro pasos para una oración sencilla, que fundamentará otras etapas de oración.
  1. Comenzamos dando gracias. Gracias, Jesús, por todo lo que me has ayudado y, de manera especial, por las bendiciones recientes que me has dado.
  2. Lo segundo, es pedirle que me purifique. Purifícame, Señor de las raíces de pecado que hay en mí; sana las heridas que me ha dejado el mal; dame el ser limpio de corazón.
  3. Tercero, le pido que me fortalezca. Fortaléceme, Señor, para utilizar bien los dones que me has dado y para superar las tentaciones que se me presentan.
  4. Cuarto, le pido a Dios que llene mi corazón con su amor misericordioso. Lléname, Señor, con todo tu amor. Con esa fuerza podré vivir bien mi vida y cumplir mejor mi misión. Con tu amor podré amarte mejor y amar con misericordia a mis hermanos.
Gracias, Purifícame, Fortaléceme y Lléname con tu amor misericordioso. Son cuatro pasos sencillos que hago en mi encuentro con Jesús. Ellos me renuevan en mi fe, esperanza y caridad. Con ellos me dispongo a ser mejor amigo de Jesús y colaborarle como su enviado. Con ellos, recibo sabiduría, fortaleza, paz y amor. Qué dicha recuperar, o fortalecer, nuestra oración y nuestra amistad con Jesús.
Hagámoslos varias veces durante el día. Compartámoslos con otros hermanos.

Julio


 

NUESTRA FAMILIA DE PASTORES
 

ORAMOS por Uruguay. 

Que la Iglesia de este país encuentre siempre en Cristo su fortaleza, para seguir en la búsqueda de nuevas alternativas evangelizadoras que permitan un nuevo renacer de la fe y un compromiso firme por la defensa de toda vida humana. Y que de la mano de la Santísima Virgen María, todos los ciudadanos vuelvan a encontrar en la Palabra de Dios la guía y el alimento para sus vidas.

 

 

 

FELICITACIONES a:  Mons. José Trinidad Fernández Angulo. Nombrado por el Papa Francisco Obispo de Trujillo (Venezuela); Mons. José Cayetano Parra Novo, O.P. Nombrado por el Papa Francisco, Obispo de la Diócesis de Santa Rosa de Lima (Guatemala); Monseñor Domingo Buezo Leiva, nombrado por el Papa Francisco Obispo de la Diócesis de Sololá-Chimaltenango (Guatemala); A ellos les deseamos que, bajo el patrocinio de La Santísima Virgen María, Madre de los apóstoles, sean en el pueblo de Dios pastores solícitos, maestros luminosos y generosos administradores de la gracia divina.   

 

FIGURA SACERDOTAL: 

Beato Mariano De Jesús Eusse Hoyos

Nació en Yarumal, Colombia, el 14 de octubre de 1845. Los padres de Mariano eran muy religiosos, por eso, desconfiando de la escuela pública, que entonces era muy hostil a la Iglesia, se ocuparon personalmente de la educación de su primogénito. No sólo aprendió las buenas costumbres de sus padres sino también a leer, escribir y los rudimentos de las ciencias. El empeño de los padres dio sus frutos, y muy pronto, el muchacho comenzó a enseñar a otros niños menos afortunados que él.
Mariano pasaba su vida, sencilla e íntegra, entre la oración, el estudio y el trabajo. En 1869, a los 24 años de edad, entró en el recientemente abierto Seminario de Medellín, donde se preparó con mucho empeño al sacerdocio. El 14 de julio de 1872 recibió la ordenación sacerdotal.
En 1878, en Angostura el padre Marianito, como era llamado afectuosamente, se dio cuenta de las muchas y no pequeñas dificultades que se le presentaban. Lo primero, la construcción del templo parroquial, que había comenzado, pero que estaba parada por falta de fondos, por las dificultades técnicas y por las amenazas de guerra civil en la región. Después de un año de espera, pudo concluir la construcción. Durante la guerra se vio obligado a esconderse varias veces en las montañas o en las cuevas.  Su fama de santidad se difundió en toda la región. Nada era capaz de frenarle en su celo: ni los obstáculos de parte de la autoridad civil, en aquel entonces muy contraria a la Iglesia, ni las dificultades de tiempos y lugares. Su apostolado constante y eficaz produjo muchos frutos, dejando entre la gente un profundo efecto y un vivo recuerdo. Supo insertarse totalmente en la vida del pueblo, participando en las penas y alegrías de todos. Para todos fue padre diligente, maestro y consejero de confianza y testigo fiel del amor de Cristo entre ellos. Los pobres, que él llamaba "los nobles de Cristo", eran sus preferidos. No tenía ningún reparo en emplear sus propios bienes para aliviar las penurias y la indigencia de los más débiles. Visitaba con frecuencia a los enfermos, y para asistirles estaba dispuesto a cualquier hora del día o de la noche. Con infinita mansedumbre y sencillez se ocupaba de los niños y de los jóvenes, para guiarlos por el camino de las buenas costumbres y de la prudencia.
Siempre estaba muy atento a sus necesidades espirituales y sociales, e incluso a las económicas. Conociendo como conocía a su gente, sabía hablarles al corazón. Su predicación era muy sencilla, pero al mismo tiempo muy eficaz. Difundía la buena prensa y enseñaba la doctrina cristiana a todos, pobres y ricos, niños y adultos, hombres y mujeres. En su parroquia promovió mucho la práctica religiosa: la asistencia a la misa dominical y festiva, el rezo del rosario en familia, la devoción al Corazón de Jesús, las asociaciones católicas, la oración por las vocaciones santas.
Su vida era muy pobre, austera y mortificada. Era muy constante en su vida de oración en la que se hallaba la raíz de su apostolado y de su vida sacerdotal. Era muy devoto de la Eucaristía, de la Santísima Virgen, de los Ángeles y de los Santos. Amaba sobre todo a Dios, por cuya gloria trabajó siempre. De aquí nacía su afán por salvar las almas de sus parroquianos y del mundo entero.
Durante muchos años gozó de buena salud. Eso le permitía practicar la mortificación con penitencias y ayunos. Pero al fin le sobrevino una grave infección de la vejiga y una fuerte inflamación de la próstata. A mitad de junio de 1926 se vio obligado a guardar cama. El 12 de julio tuvo un ataque de enteritis. Era tan grande su pobreza que no tenía ni la ropa necesaria para cambiarse. Los que le cuidaban tuvieron que acudir a la caridad de la gente para poder asistir al enfermo como convenía. Él dijo entonces: "Ya he vivido bastante. Ahora mi deseo más grande es unirme a mi Jesús". Murió el 13 de julio de 1926. Fue beatificado por San Juan Pablo II en el año 2000.
 

Interesante

EL LIBRO «OCULTO» DE SAN JUAN PABLO II: EL AMOR, LA ALIANZA Y EL ORFEBRE
La maduración intelectual del que sería el Papa Juan Pablo II es simultaneada con la preocupación pastoral de un joven sacerdote y profesor universitario que está en contacto próximo con gente joven, chicos y chicas con los que comparte caminatas por el monte y confidencias, sacramentos y excursiones.
Fruto de su formación académica (filosófica y teológica, tomista y fenomenológica), de su afición a la literatura y de su preocupación pastoral, escribirá “El taller del orfebre” (1956) que publicará bajo el pseudónimo de Andrzej Jawien (1960). En ella aborda la cuestión de las relaciones familiares.
Se sirve de un peculiar orfebre ante el que desfilan en momentos distintos tres parejas. Todos los personajes pasan por «aquella extraña tienda» en la que el orfebre desempeña su actividad. Ante él comparecen, hablan y escuchan, miran y ven. Sobre el presente y el pasado. Sobre el temor y el amor. Sobre la vida y sus posibilidades. Sobre los símbolos y la realidad del matrimonio. Sobre lo que los hijos llevan de sus padres. Sobre lo menudo («Andrés es más alto que yo […] tendré que comprarme unos zapatos de tacón alto») y lo grandioso.
VER TEXTO COMPLETO: 
Ayer, hoy y mañana

 

En la Iglesia Universal

 

PAPA FRANCISCO ANIMA A APROVECHAR LAS VACACIONES PARA VOLVER A PONER EL CORAZÓN EN EL SEÑOR.
(ACIPRENSA, 18 de julio de 2021) Antes de dirigir el rezo del ángelus el pasado domingo 18 de julio desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano, el Papa Francisco recordó el valor del descanso y de la compasión. Alertó sobre el peligro del eficientismo, por eso animó a “apagar el teléfono móvil para mirar a los ojos de las personas” y aprovechar el tiempo de vacaciones para volver a poner el corazón en el Señor. 
En el comentario del Evangelio del pasado domingo, el Papa destacó que el activismo es “un peligro que está siempre al acecho, también para nosotros: dejarse llevar por el frenesí del hacer”, “en el que lo más importante son los resultados que obtenemos y el sentirnos protagonistas absolutos”.
VER TEXTO COMPLETO:

SACERDOTES SE PRONUNCIAN TRAS RESTRICCIONES DEL PAPA A MISA TRADICIONAL EN LATÍN.
(ACIPRENSA, 17 de julio de 2021) Cuatro sacerdotes se pronunciaron luego que el Vaticano publicara el Motu Proprio Traditiones custodes (Custodios de la tradición) con el que el Papa Francisco establece una serie de restricciones a la celebración de la Misa según la forma extraordinaria del Rito Romano, también conocida como Misa Tradicional en latín o Misa Tridentina.
Entre las disposiciones del documento pontificio publicado el 16 de julio, el Papa establece que será el obispo quien autorice a los sacerdotes que quieran celebrar la Misa de esta forma, así como dónde y cuándo podrán ser estas celebraciones; y que los grupos de fieles que participen en ellas tendrán un sacerdote delegado que los acompañará pastoralmente.
VER TEXTO COMPLETO:

CRISTIANO Y ÉMERITO: LA FE NO SE JUBILA
(VIDA NUEVA DIGITAL, 17 de julio de 2021) JOAN PIRIS FRÍGOLA. OBISPO EMÉRITO DE LLEIDA. “Mi condición de emérito, desde julio de 2015, me está permitiendo vivir momentos de silencio y reflexión que considero muy necesarios y beneficiosos. Como decía san Pablo VI: “Estamos demasiado aturdidos por tanto ruido, tanto tumulto, tantas voces de nuestra ruidosa y en extremo agitada vida moderna. Silencio de Nazaret, enséñanos el recogimiento y la interioridad, enséñanos a estar siempre dispuestos a escuchar las buenas inspiraciones y la doctrina de los verdaderos maestros. Enséñanos la necesidad y el valor de una conveniente formación, del estudio, de la meditación, de una vida interior intensa, de la oración personal que solo Dios ve”.  
VER TEXTO COMPLETO:

 

En América Latina

 

LA IGLESIA LATINOAMERICANA PRESENTE EN LAS COMISIONES DEL SÍNODO.
(CELAM, 19 de julio de 2021) La Iglesia latinoamericana va a tener diferentes voces presentes, especialmente en la Comisión Teológica. Coordinada por Mons. Luis Marín de San Martín, Subsecretario del Sínodo de los Obispos, estará formada por 25 miembros, entre los cuales 4 son latinoamericanos. Se trata de Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, arzobispo de Durango (México), el brasileño Agenor Brighenti, el venezolano Rafael Luciani, y el argentino Carlos María Galli.
Todos ellos con un papel destacado en la reflexión teológica latinoamericana actual, en el caso de los tres últimos fueron peritos en el Sínodo para la Amazonía. Así mismo se trata de teólogos que forman parte del equipo de reflexión teológica del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).
VER TEXTO COMPLETO

EL CELAM PONE A LOS PIES DE LA VIRGEN DE GUADALUPE SU CAMINO DE RENOVACIÓN Y LA ASAMBLEA ECLESIAL.
(CELAM, 17 de julio de 2021) Uno de los momentos más significativos de las jornadas de encuentro, oración, discernimiento, evaluación y proyección, que finalizaron el pasado viernes 16 de julio, fue la peregrinación de los representantes del Celam a la Basílica de Santa María de Guadalupe al caer la tarde del 15 de julio.
“La Visita al Camarín de la Virgen de Guadalupe fue un momento muy especial para quienes participamos en este encuentro del Celam”, comenta el Cardenal Odilo Pedro Scherer, arzobispo de São Paulo y primer Vicepresidente del Celam, al detallar que “ha sido, en primer lugar, una profunda experiencia personal poder participar de la vida de fe del pueblo mexicano que viene a encontrarse con la Virgen de Guadalupe para dirigir a ella su mirada y sus necesidades; también he vivido esta experiencia”.
VER TEXTO COMPLETO:

EL CELAM SE SUMA AL LLAMAMIENTO POR EL BIEN COMÚN DE LOS OBISPOS CUBANOS.
(AGENCIA SIC, 15 de julio de 2021) Los obispos del Consejo Episcopal Latinoamericano, a través de su presidente, Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, hicieron llegar su solidaridad al episcopado cubano, tras los hechos recientes «que impactan la vida, la dignidad y la libertad de las personas», que expresaron su descontento en las calles ante el deterioro de la situación económica y social del país, la cual se ha visto agudizada por la pandemia. 
VER TEXTO COMPLETO:

 

Para nuestra Pastoral
 

PARA NUESTRA PRÓXIMA HOMILÍA DOMINICAL

Juan 6,1-15: PARA QUE TENGAMOS VIDA (I): Pan en abundancia para todos.
 
El diálogo de Jesús con los discípulos (6,5-9). En el escenario descrito se entra con los ojos de Jesús: “al levantar Jesús los ojos y ver que venía hacia él mucha gente...”. Jesús ve el “venir” de la gente. El “venir” tiene un valor tanto físico (la subida de la gente a la montaña donde está Jesús) como espiritual (en Juan el “venir” es sinónimo de “búsqueda creyente”). Jesús capta entonces, una necesidad profunda en aquellos que lo buscan. La iniciativa de alimentar a la gente proviene del mismo Jesús. No es como en los otros evangelios, donde son los discípulos los que le piden a Jesús que mande a la multitud a comprar comida (ver Mt 14,15; Mc 6,35; Lc 9,12). Esto es propio de Juan: es Jesús quien plantea el problema y la solución. Comienza así el diálogo entre Jesús y sus discípulos Felipe y Andrés. Este diálogo nos recuerda el diálogo del profeta Eliseo con su sirviente en una escena que tiene puntos comunes con esta (ver 2 Reyes 4,42-44). En la pregunta que Jesús le hace a Felipe llama la atención la manera misma de preguntar: “Dónde”, o más exactamente “De dónde”. Nos se trata de una simple pregunta sobre la plaza de mercado, sino que va mucho más allá, está relacionada con el problema del “vivir”: “¿De dónde vamos a sacar para dar vida?”. El asunto principal es el “origen”, la “fuente” de la vida. Al final del capítulo hay un paralelo de la cuestión en la pregunta de Pedro: “¿Dónde quién vamos a ir?” por el pan que verdaderamente da vida (6,68). Por esta razón, el evangelista aclara que la pregunta a Felipe es una “prueba”, no en el sentido negativo de tentación, sino de evaluación del alcance de la fe del discípulo: se verifica hasta qué punto el discípulo ha comprendido el misterio de Jesús. Frente a la pregunta aparecen dos respuestas que plantean objeciones. Escuchamos la vos de dos discípulos: (1) Felipe, discípulo desde el comienzo y quien ya debía conocer suficientemente al Maestro (ver Juan 1,43-46), muestra la inviabilidad de la pretensión de Jesús de alimentar a toda esa multitud: “Doscientos denarios de pan no bastan para que cada uno tome un poco”. Doscientos denarios, que es casi el equivalente del salario de un año, todavía es poco para la compra de la comida: “no basta”, “no es suficiente”. La respuesta de Felipe se va por el lado humano y hace ver la intención de Jesús como absurda. (2) Andrés, hace un gesto –la presentación del joven de los panes y los peces- que abre un camino a la solución, sin embargo, también él se mantiene en el plano de la duda: “¿Pero, qué es eso para tantos?”. Jesús parte de la propuesta que Andrés le había hecho: “Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces”. Cinco más dos es siete, el número perfecto; por otra parte, la alusión al pan hecho de cebada nos remite al pan de los pobres... Pero, más allá de todas estas alusiones, lo que se acentúa aquí es que la desproporción entre los cinco panes y los cinco mil hombres es grandísima. Y ahí precisamente está la enseñanza: Jesús parte de lo poco, que en realidad es suficiente. Los panes que Jesús multiplica no son comprados, son dados. Volviendo a la pregunta “¿De dónde vamos a sacar... (para dar vida)?”, notamos así que hay una tensión entre la vida que se consigue por el propio esfuerzo y la vida que se recibe como don. Jesús muestra que la vida (plena) es don y hay que saber acogerla. El discurso del Pan de Vida va a desarrollar este tema: dar vida desde el don de la vida.
Jesús manda recoger las sobras: el pan es abundante (6,12-13). El núcleo del relato está aquí. Subraya el evangelista que la gente quedó satisfecha. Aquí tenemos un signo de la vida en abundancia que Jesús ha vino a traerle a la humanidad (ver Juan 10,10). La “abundancia” es expresión de la generosidad de Dios y de la plenitud hacia la cual Dios quiere conducir a cada ser humano. Por otra parte “abundancia”, en el evangelio de Juan, no es sólo es cuestión de cantidad sino ante todo de calidad, vida de calidad. Y no solo hay pan para todos los que están sino también para los que no están. Las doce canastas de panes “fraccionados” que se recogen, apuntan a una alimentación de todo el Pueblo de Dios (doce tribus, doce apóstoles), no hay exclusión ni marginación.
Todo comienza en Jesús: la iniciativa es de Jesús. Nadie se dirige a él para pedirle que se encargue de alimentar a toda esa multitud. Esto es significativo para conjunto de su misión. Jesús actúa por sí mismo, sin necesidad que le den órdenes o que le dirijan oraciones, él hace las cosas por encargo del Padre. Jesús actúa por su propia iniciativa, en conformidad con la voluntad del Padre. Se encarga espontáneamente de darle de comer al pueblo.

Padre Fidel Oñoro, CJM
Centro Bíblico Pastoral para la América Latina (CEBIPAL) del CELAM
VER TEXTO COMPLETO:

 

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • “comerán y sobrará”. La Palabra pronunciada por Dios siempre es creadora, poderosa y nunca defrauda a nadie. Por ello, los hombres de Dios lo único que deben hacer es buscarla ininterrumpidamente, dejarse conducir por Ella y actuar conforme a su mandato (2R 4, 42-44).
  • San Pablo invita a los Efesios a que consideren, cada vez con mayor profundidad, la vocación a la que Dios los llama en Jesucristo “Ser hijos de Dios”. Una vocación que implica ir asumiendo las disposiciones interiores del maestro que se van exteriorizando en humildad, amabilidad, comprensión… permanente edificación de la unidad en un mismo Espíritu (Ef 4,1-6).
  • “Este es verdaderamente el profeta que iba a venir al mundo”. La gente experimenta y ve cosas que nunca había visto. El poder de un hombre que habla en nombre de Dios y que actúa en su favor los lleva a quererlo como su guía y protector. ¿Qué hemos experimentado nosotros de Jesús? ¿queremos que sea el Rey de nuestras vidas para siempre? (Jn 6,15)
  • En cada eucaristía Jesús sigue alimentando las multitudes con el pan de su Palabra, de su Cuerpo y Sangre. Único alimento que permite que la vida del hombre sea verdaderamente humana, porque le hace crecer en la verdad, en la libertad, en la auténtica proyección de su ser (el amor) y en la alegría de saber que nunca está solo.
  • CEC 1335: el milagro de los panes y los peces prefigura la Eucaristía; CEC 814-815, 949-959: compartir los dones en la comunidad de la Iglesia.

Para estos días

JORNADA MUNDIAL DE LOS ABUELOS Y ADULTOS MAYORES.
 
El Vaticano difundió el Mensaje del Papa Francisco para la primera Jornada Mundial de los Abuelos y de las Personas Mayores que se llevará a cabo el próximo 25 de julio con el tema “Yo estoy contigo todos los días”.
En el texto, el Santo Padre alienta a las personas ancianas a proclamar el Evangelio a las jóvenes generaciones “no importa la edad que tengas, si sigues trabajando o no, si estás solo o tienes una familia, si te convertiste en abuela o abuelo de joven o de mayor, si sigues siendo independiente o necesitas ayuda, porque no hay edad en la que puedas retirarte de la tarea de anunciar el Evangelio, de la tarea de transmitir las tradiciones a los nietos. Es necesario ponerse en marcha y, sobre todo, salir de uno mismo para emprender algo nuevo”.
VER TEXTO COMPLETO:

INTENCIÓN MISIONERA

PARA VER EL VIDEO DE LA INTENCIÓN MISIONERA DEL MES DE JULIO DE 2021, CLICK AQUÍ