Estamos dando buenos pasos en lo siguiente:

  • Dirección espiritual. Disponibilidad permanente en la sede del Instituto.
  • Asesoría sicológica. Disponibilidad en la sede.
  • Consejería pastoral para pastores interesados, disponibilidad permanente en la sede.
  • Oración diaria y, en especial, los jueves sacerdotales, por los ministros ordenados.