CLERO HOY
 
ABRIL  30 de 2021                          N° 458  
Las noticias eclesiales más importantes para el clero
y otras propuestas para su vida y ministerio pastoral.
 

En CLERO HOY, 458

¡Hola Amigo!

EL MEJOR ARCIPRESTAZGO

Nuestra Familia de Pastores 

Interesante 

  • Una guía rápida de los viajes de san Pablo según el mapa de hoy.
  • “Para ser Pastores Santos. 31 Guiones para Reuniones de Clero”

Ayer, Hoy y Mañana

En la Iglesia Universal

En América Latina

Para nuestra pastoral

Para nuestra próxima homilía dominical

  • Juan 15, 1-8: Un maravilloso planteamiento del discipulado (I): La dinámica de la vid, los sarmientos y los frutos.
  • Para compartir con nuestra comunidad

Intención Misionera

  • Intensión misionera de mayo: El mundo de las finanzas. Recemos para que los responsables del mundo financiero colaboren con los gobiernos, a fin de regular los mercados financieros para proteger a los ciudadanos de su peligro.
¡Hola Amigo!

EL MEJOR ARCIPRESTAZGO

Es una de las mejores expresiones eclesiales de la Iglesia en América Latina: los arciprestazgos. Los llaman, también, vicaría foránea, zona, o decanato. ¿Cómo es el compartir de vida y de pastoral en el suyo?

Como indica el Código de Derecho Canónico, “Para facilitar la cura pastoral mediante una actividad común, varias parroquias cercanas entre sí pueden unirse en grupos peculiares, como son los arciprestazgos” (CIC, c, 374,2). Participan en él todos los ministros ordenados, los fieles, las comunidades y las Instituciones, que están en ese territorio, o en ese sector de personas.

El arciprestazgo es una unidad pastoral muy importante para el desarrollo de la vida y de la acción pastoral de nosotros los presbíteros en la Iglesia particular. En muchas diócesis, estos Arciprestazgos constituyen el espacio privilegiado para el compartir fraterno sacerdotal. Allí, los presbíteros compartimos más y mejor, crecemos en comunión y en ayuda fraterna, sobre todo, con base en la relación pastoral y la vecindad que hay entre nosotros.

Con los siguientes pasos podríamos ayudar a que nuestro arciprestazgo realice bien todo lo que le corresponde, para acompañarnos y ayudarnos a todos.  

El arciprestazgo bien organizado realiza los servicios de pastoral presbiteral de manera orgánica. Por eso, no repite los servicios del presbiterio diocesano, sino que los recibe, profundiza, complementa y aplica. Además, apoya el proceso personal de sus presbíteros y ayuda a atender las necesidades de cada uno de ellos, para lograr su crecimiento integral en su vida y ministerio. 

En un buen arciprestazgo se atiende a los presbíteros de manera diferenciada, conforme a su edad, situación personal y trabajo ministerial. Además, por el conocimiento mutuo, por la tarea pastoral común y por la cercanía entre los presbíteros, será posible realizar servicios más personalizados, que se adecúen a la realidad de cada presbítero. 

En el arciprestazgo se han de programar servicios para promover integralmente el crecimiento de los presbíteros. La misma cooperación pastoral se fortalece cuando los presbíteros se ayudan de manera integral en las dimensiones humana, espiritual, intelectual y pastoral de su vida y de su ministerio. Los servicios que en el arciprestazgo se han de compartir son los de la educación permanente, los de comunión y los de bienestar integral. En este sentido, en los encuentros vicariales resulta muy útil hacer énfasis, periódicamente, en alguno de estos servicios, compartiendo, de vez en cuando, un paseo, un retiro espiritual, un cursillo, u otra actividad adecuada.

Todos los presbíteros están llamados a recibir los servicios y a dar sus aportes en el Arciprestazgo, para el bien común de los compañeros. Pero el Arcipreste tiene encomendadas por la Iglesia (Código de Derecho Canónico, can. 553 - 555), además de las facultades que se le atribuyan legítimamente por el derecho particular (Cf. CIC, c. 555),  unas importantes funciones de ayuda a los párrocos y a los demás presbíteros que trabajan en su arciprestazgo: cuidar que los clérigos de su distrito vivan de modo conforme a su estado y cumplan diligentemente sus deberes; procurar que los clérigos, según las prescripciones del derecho particular y en los momentos que éste determine, asistan a las conferencias, reuniones teológicas o coloquios, de acuerdo con la norma del c. 279 § 2; cuidar de que no falten a los presbíteros de su distrito los medios espirituales, y sea especialmente solícito con aquellos que se hallen en circunstancias difíciles o se vean agobiados por problemas; cuidar de que los párrocos de su distrito que sepa que se encuentran gravemente enfermos no carezcan de los auxilios espirituales y materiales, y de que se celebre dignamente el funeral de los que fallezcan; y proveer también para que, cuando enfermen o mueran, no perezcan o se quiten de su sitio los libros, documentos, objetos y ornamentos sagrados u otras cosas pertenecientes a la Iglesia (CIC, c. 555). Aparte de lo que el Arcipreste realice en este campo de la pastoral presbiteral, conviene que el arciprestazgo elija un Animador arciprestal de la pastoral presbiteral, quien realizará su servicio en plena comunión con el Vicario foráneo y con el Delegado diocesano de Pastoral Presbiteral.

Será necesario que en el arciprestazgo se trabaje la pastoral presbiteral de manera procesual y organizada, asumiendo una programación sencilla y haciendo la distribución correspondiente en las tareas que ello implique. Conviene para ello, tener una reunión vicarial en la cual se haga la programación anual de la pastoral presbiteral vicarial.

Ayudémonos unos a otros para que nuestro arciprestazgo nos dé el apoyo para ser buenos pastores y pastores santos.

Julio

 

NUESTRA FAMILIA DE PASTORES

ORAMOS por Guatemala. Para que El Señor, que es la Vid, alimente y vivifique los corazones de sus habitantes con la sabia del amor y la verdad, y así, puedan dar fruto en abundancia, siempre de la mano de la Virgen María, Sarmiento por excelencia.

 

 

 

 

 

FELICITAMOS a: Monseñor José Miguel Gómez Rodríguez, nombrado por el Papa Francisco, Arzobispo Metropolitano de Manizales (Colombia). Rvdo. Gonzalo Alfredo Ontiveros Vivas, nombrado por el Papa Francisco, Vicario Apostólico de Caroní (Venezuela); Mons. Walter Guillén Soto, SDB, nombrado por el Papa Francisco, Obispo de Gracias (Honduras).   

GRACIAS a: Padre Orlando López Vergara, que, con su saludo, nos anima a continuar con la edición de este boletín, que con cariño producimos para el bien de los sacerdotes.   

FIGURA SACERDOTAL: 

San José Sebastián Pelczar

Nació el 17 de enero del 1842 en la pequeña ciudad de Korczyna, cerca de Krosno al pie de los montes Cárpatos. 

Fue ordenado sacerdote el 17 de julio de 1864. Trabajó en la parroquia de Sambor durante año y medio y luego fue enviado a Roma (1866-1868) donde estudió a la vez en dos universidades.

Deseando realizar el ideal de “sacerdote y Polaco, que trabaja con devoción por su pueblo”, el sacerdote Pelczar no limitaba su actividad al campo de la ciencia, sino también al trabajo social y caritativo. Fue miembro activo de la Asociación de san Vicente de Paúl y de la Asociación de la Educación Popular. Fundó numerosas salas de lectura y bibliotecas. Esta Asociación promovió numerosas charlas gratis, editó y distribuyó entre el pueblo más de cien mil libros y abrió una escuela para las empleadas del servicio doméstico. En 1891, por iniciativa suya, se creó “La Fraternidad de la Inmaculada Virgen María, Reina de Polonia”, que además de los fines religiosos tenía una dimensión social: se ocupaba de la protección de los artesanos, de los pobres, de los huérfanos y empleadas del servicio doméstico (de las empleadas enfermas y las que no tenían trabajo). Viendo en los problemas de su tiempo, un signo de la voluntad de Dios, fundó en el año 1894, en Cracovia, la Congregación de las Siervas del Sagrado Corazón de Jesús, siendo su fin la proclamación del Reino del Amor del Sagrado Corazón de Jesús. Fue su deseo que las Hermanas fueran signo e instrumento de este amor para con las jóvenes, enfermos y todos los que necesitasen cualquier tipo de ayuda. En 1900, fue designado Obispo de la diócesis de Przemy. Durante los 25 años de su ministerio episcopal, se dio a conocer como un valiente pastor, celoso por el bien de las almas a él confiadas. A pesar de su debilitada salud, Mons. Pelczar seguía desempeñando actividades religiosas y sociales. Para animar a los fieles a mantener y renovar la fe, visitaba frecuentemente las parroquias, se preocupaba además por la dimensión moral e intelectual del clero, dando a la vez ejemplo de una profunda piedad que se expresaba en la devoción al Sagrado Corazón de Jesús y a la Madre de Dios. Tenía gran devoción al Santísimo Sacramento e invitaba a los fieles a participar en las celebraciones eucarísticas. Gracias a sus diligencias, aumentó el número de nuevas iglesias y capillas, también fueron restaurados muchos templos. Realizó tres sínodos diocesanos, organizando en unas normas legislativas diferentes iniciativas, dándoles mayor apoyo y asegurando su estabilidad.

Monseñor Pelczar murió la noche del 27 de marzo 1924. Quedó en la memoria de la gente como hombre de Dios que, a pesar de los tiempos difíciles que le tocó vivir, cumplió siempre su voluntad. Fue beatificado El 2 de junio del 1991 y canonizado el domingo 18 de mayo de 2003, por SS. Juan Pablo II. VER TEXTO COMPLETO

Interesante

UNA GUÍA RÁPIDA DE LOS VIAJES DE SAN PABLO SEGÚN EL MAPA DE HOY

De Atenas a Corinto, pasando por Antioquía y Éfeso, san Pablo pasó tiempo en la mayoría de las ciudades que conformaban el mundo conocido durante su tiempo.

Según está escrito en Hechos (22:21), Pablo fue el misionero designado por Dios para difundir el Evangelio a través de lo que en aquel tiempo era considerado el “mundo entero”. Aún está por completarse el mapa que recoja todos los viajes realizados por san Pablo en su vida. Sin embargo, lo que sí sabemos con seguridad es que Pablo, que antes de convertirse al cristianismo era llamado por su nombre judío Saulo de Tarso, pasó unos 30 años navegando por la cuenca del Mediterráneo y visitando las que se consideraban las principales ciudades de su época.
VER TEXTO COMPLETO
 

“PARA SER PASTORES SANTOS. 31 GUIONES PARA REUNIONES DE CLERO”

 



Ayer, hoy y mañana

En la Iglesia Universal

PAPA FRANCISCO: NO ES POSIBLE LA MEDITACIÓN CRISTIANA SIN EL ESPÍRITU SANTO

(VATICAN NEWS, 28 de abril de 2021) Queridos hermanos y hermanas: Reflexionamos hoy sobre la meditación como forma de oración. Para los cristianos, meditar significa encontrarse con Cristo, acoger sus palabras y confrontarlas con la propia vida. Hay muchos métodos de meditación cristiana que pueden ayudarnos en el seguimiento del Señor. Algunos de estos métodos acentúan más la dimensión intelectual, otros los afectos y sentimientos. Pero no debemos olvidar que el método es solamente un medio, no una meta, lo importante es que propicie el encuentro con Jesús, y sólo así podremos encontrarnos con nosotros mismos.
La práctica de la meditación está presente en todas las religiones del mundo, e incluso entre personas que no tienen una visión religiosa de la vida. Es un fenómeno que nos demuestra que todos poseemos una interioridad, que todos necesitamos espacios de silencio para meditar y reflexionar, para conocernos y dar respuesta a nuestros interrogantes más profundos.
La meditación moviliza el pensamiento, la imaginación, la emoción, el deseo. Y eso nos ayuda a profundizar en las convicciones de fe, suscita la conversión de nuestro corazón y nos fortalece para seguir a Cristo. Cada momento de la vida de Jesús, cada página del Evangelio puede ser para nosotros objeto de meditación, lugar de encuentro con el Señor y espacio de felicidad y salvación.
VER TEXTO COMPLETO:


SANTUARIOS DE TODO EL MUNDO REZARÁN EL ROSARIO CON EL PAPA POR EL FIN DE LA PANDEMIA.

(ACIPRENSA, 21 de abril de 2021) El Papa Francisco inaugurará una “maratón” del rezo del Rosario que se desarrollará del 1 al 31 de mayo en todo el mundo, con la intención concreta de pedir por el fin de la pandemia de coronavirus.
Se trata de una iniciativa del mismo Pontífice que se ha encargado de impulsar el Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización.
La maratón de oración tendrá por tema “De toda la Iglesia surgía incesantemente la oración a Dios”.
La iniciativa, se informa en un comunicado de prensa, involucrará de forma especial a los santuarios de todo el mundo “para que se conviertan en promotores ante los fieles, las familias y las comunidades del rezo del Rosario para invocar el fin de la pandemia”.
VER TEXTO COMPLETO


FRANCISCO: «SI TENÉIS ALGO CONTRA OTRO SACERDOTE, SED HOMBRES, DECÍRSELO A LA CARA»

(INFOVATICANA, 26 de abril de 2021) En el IV Domingo de Pascua, fiesta de Jesús Buen Pastor, el Santo Padre ordenó a nueve nuevos sacerdotes para la diócesis de Roma. Por primera vez desde que comenzara la pandemia el Papa celebró la eucaristía en el altar principal de la Basílica. Además, se pudo ver gran cantidad de fieles.
Francisco exhortó a los nuevos presbíteros a seguir el camino de las cuatro cercanías: «Cercanía con Dios, con el Obispo, con los demás sacerdotes y con el Pueblo de Dios». Además, el Pontífice les pidió que se alejen del dinero, la vanidad y el deseo de hacer una «carrera eclesiástica». «Sean servidores de Dios, no empresarios y funcionarios», dijo. 
VER TEXTO COMPLETO:


LA DOCTRINA SOCIAL ENTRA EN LA MODERNIDAD

(ALFA Y OMEGA, 25 de abril de 2021). Era el 15 de mayo de 1961, coincidiendo con el septuagésimo aniversario de la publicación de la Rerum novarum y el trigésimo de la Quadragesimo anno, cuando el Vaticano dio a conocer la encíclica Mater et Magistra (Madre y Maestra), pilar del magisterio social de San Juan XXIII. Por estas fechas ya llevaba dos años y medio ocupando la silla de Pedro, tiempo que había dedicado a impulsar grandes cambios en la Iglesia, entre los que sobresalía la convocatoria del Concilio Vaticano II. Asimismo, prodigó gestos tan inusuales como entrañables en un Pontífice, como la visita a una cárcel romana para compartir unos momentos con los presos; sin olvidar que ya había publicado cuatro encíclicas, caracterizadas por su sutil forma de combinar la tradición con contenidos innovadores. Suficientes antecedentes como para que su primer documento social suscitase interés dentro y fuera de ámbitos eclesiales.
VER TEXTO COMPLETO:

 

En América Latina

MUJERES QUE HAN SOSTENIDO Y TRANSMITIDO LA FE DURANTE DÉCADAS

(CELAM, 25 de abril de 2021) En el día en que celebramos el Domingo del Buen Pastor, nuestra reflexión nos lleva a decir que el Buen Pastor es el que cuida de las ovejas, imagen de Jesús el Buen Pastor. A lo largo del tiempo el Magisterio de la Iglesia ha identificado esta imagen con los hombres ordenados, pero poco a poco esta visión se va ampliando. No se trata de excluir, sino de abrir horizontes, de reconocer que las mujeres también son buenas pastoras, buenas cuidadoras del rebaño.
VER TEXTO COMPLETO


EL CELAM SE REÚNE CON LA CONGREGACIÓN PARA LA EDUCACIÓN CATÓLICA Y LA CONGREGACIÓN PARA EL CLERO

(CELAM, 15 de abril de 2021) Con la participación del Card. Giuseppe Versaldi, Prefecto de la Congregación para la Educación Católica, y de Mons. Jorge Patrón Wong, secretario de la Congregación para el Clero, la Presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) presentó los avances de su proceso de renovación y reestructuración en un encuentro virtual realizado el 14 de abril, a las 12:30 p.m. de Roma.
VER TEXTO COMPLETO


EL MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO CON MOTIVO DE LA BEATIFICACIÓN DE LOS MÁRTIRES DE QUICHÉ 

(CELAM, 24 de abril de 2021) Durante la ceremonia de beatificación de los Mártires de Quiché, celebrada este 23 de abril en Guatemala, Monseñor Francisco Montecillo Padilla, Nuncio apostólico, hizo lectura de una carta enviada por el Papa Francisco.
“Nosotros acogiendo el deseo de nuestro hermano Rosolino Bianchetti Boffelli, obispo de Quiché, así como de otros muchos hermanos en el episcopado y de muchos fieles después de haber recibido el parecer de la Congregación de las Causas de los Santos, con nuestra autoridad apostólica” se aprobó esta beatificación.
VER TEXTO COMPLETO
 

MONS. CABREJOS: “SANTO TORIBIO DE MOGROVEJO INTERCEDA PARA QUE SEAMOS PASTORES FIELES AL EVANGELIO”.

(RELIGIÓN DIGITAL, 27 de abril de 2021) El III Concilio Limense, “con la participación de prelados provenientes de toda Hispanoamérica, y en el que se trataron asuntos relativos a la evangelización de los pueblos indígenas”, fue un momento de gran importancia, pues “desencadenó un nuevo impulso pastoral y misionero que incluyó la publicación del catecismo en castellano, quechua y aymara”. La presidencia del CELAM insiste en “la importancia de una inmunización efectiva, que debe ser considerada como un bien común universal, lo cual debe inspirar todo el proceso de investigación, producción y distribución de las vacunas”
Necesidad de “un replanteo profundo de la propia economía, la cual debe estar al servicio de las personas y del bien común por encima de todo y nos propone la necesidad de un modelo de recuperación verdaderamente inclusivo y sostenible”.
VER TEXTO COMPLETO:

 

Para nuestra Pastoral
 

PARA NUESTRA PRÓXIMA HOMILÍA DOMINICAL

Juan 15, 1-8: Un maravilloso planteamiento del discipulado (I):
La dinámica de la vid, los sarmientos y los frutos
 
El diálogo de Jesús con sus discípulos en la última cena. Jesús cuenta la alegoría de “la vid, los sarmientos y los frutos”, en el contexto de su discurso de despedida, donde él ha estado instruyendo a sus discípulos sobre el futuro del discipulado después de su muerte, es decir, sobre cómo continuaría la relación entre él y su comunidad en el tiempo pascual: “me voy y volveré a vosotros” (Jn 14,28). Jesús ha afirmado que en tiempo pascual: “Comprenderéis que yo estoy en mi Padre y vosotros en mí y yo en vosotros” (14,20). Pero Jesús no les ha dicho el “cómo”.
Podemos leer el texto de Juan 15,1-8 diferenciado tres partes bien cohesionadas entre sí, tres partes que forman un itinerario de fe: (1) Los vv.1-3, describen la obra de Dios en el mundo, esto es, la obra del Padre en los hombres en la persona de Jesús. Esta parte es descriptiva y da el contenido de cada uno de los referentes. Por eso lo llamamos “La obra de Dios” (el amor del agricultor). (2) Los vv.4-5, se centran en un imperativo, “permaneced”, que es la respuesta deseada a la obra de Dios, en nuestro caso al don de la vida que nos hace Jesús. Esta parte es exhortativa. Por lo eso lo llamamos “La respuesta del hombre” (la adhesión a Jesús). (3) Los vv.6-8, en la que en dos ocasiones leemos frases condicionales “si Ustedes hacen esto, sucederá entonces esto”, nos señala las consecuencias de la obra pascual de Jesús incorporada en nuestra vida por el “permanecer”, es decir, nos permite ver cuáles son los frutos de la vida de Jesús en nosotros. Por eso lo llamamos “Los frutos de la comunión con Jesús” o “el gozo de Dios Padre” (oración eficaz, discipulado y misión).
La obra de Dios: La vid verdadera, los sarmientos y el viñador (vv.1-3)
Jesús comienza diciendo “Yo soy la Vid”, “la Verdadera”. Al decir “Yo soy la vid verdadera” Jesús no está diciendo que Israel fuera una falsa viña, sino que él es la verdadera viña de la cual la nación era un símbolo, una imagen. Es Jesús quien produce finalmente lo frutos que Dios ha estado esperando durante muchos siglos. Es más, los frutos esperados sólo son posibles gracias a la comunión con Jesús.
“Todo el que da fruto, lo limpia, para que dé más fruto” (v.3b). Entendemos así que lo que viñador hace no es un acto hostil ni violento contra los sarmientos. Lo que está haciendo es bueno e inteligente: a quien puede dar más, Dios le pide más.  El modo como Dios nos purifica para que demos más está en las enseñanzas de Jesús. Se puede hablar de una función “purificadora” de la Palabra de Dios. Por medio de ella comprendemos: (a) en qué puntos de nuestra vida es que tenemos que trabajar; (b) cómo en nuestras debilidades, allí donde no podemos salir adelante por nuestras propias energías, donde nuestras capacidades personales son insuficientes, Dios está obrando; (c) que sólo por la obra del Padre que nos purifica misteriosamente con la Cruz de su hijo y nos colma con la fuerza irresistible de su amor (ver  Jn 3,16-17), es que nosotros podemos “dar fruto”.
La respuesta del hombre: “permanecer” en Jesús (vv.4-5) “Permaneced en mí, como yo en vosotros”, indica un doble proceso: (1) El “permaneced” en mí, que está en voz activa, es lo que nosotros debemos hacer; (2) El “como yo en vosotros”, que está en voz pasiva, es lo que Jesús hace en nosotros. Sólo en este doble movimiento se hace un verdadero discípulo, un solo aspecto no es suficiente. Es aquí donde muchas veces nos equivocamos en nuestra vida espiritual: o caemos en la autosuficiencia espiritual (una autosantificación) o caemos en un conformismo que espera que Dios se encargue él solo de todo. La vida espiritual es este “juntos”, sólo así brota una vida fructuosa.
Los frutos de la comunión con Jesús: Oración, Discipulado y Misión de alta calidad (vv.6-8)
El texto concluye con la frase: “La gloria de mi Padre está en que deis mucho fruto, y seáis mis discípulos” (v.8)
Un discípulo le da “gloria” al Padre, es decir, revela su verdadera realidad de Padre generador de vida. La manera de evidenciarlo es: (1) Viviendo en comunión con Jesús –que es la plenitud de vida- en la dinámica del discipulado y (2) Convirtiéndose en un valiente apóstol que esparce frutos de vida por doquiera que va. Notemos que hay un “hacia dentro” y un “hacia fuera”, en la dinámica del hombre nuevo creado por Dios.

Padre Fidel Oñoro, CJM
Centro Bíblico Pastoral para la América Latina (CEBIPAL) del CELAM
VER TEXTO COMPLETO:

 

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • El hecho de que todos los discípulos de Jerusalén dudaran de que Pablo se hubiera convertido es signo de que su conversión a Cristo ha sido algo realmente extraordinario. Esto solo es explicable a la luz de la fuerza que emana del misterio pascual. Fuerza que llega a todos los hombres y que dispone para recibir el anuncio y abrirse a la fe. Fuerza capaz de hacernos partícipes del ser y la misión del mismo Cristo (Hch 9,26-31).
  • El cristiano sabe que permanece en Dios por la fe y las obras. Ni solo por la fe, ni solo por las obras. Y la fe y las obras del cristiano tienen su fundamento en el Espíritu Santo recibido de Cristo a través de su Iglesia. Es el Espíritu el que lleva al amor de Cristo para seguirlo y al amor a los hermanos para hacerles todo bien (1Jn 3,18-24).
  • El que permanece en Jesús, sabe que puede pedir con confianza a Dios. Pero no solo esto, sino que también aprende a pedir. Porque los dones de la gracia divina no pueden ser dados, sino a quienes los desean y los piden. Nos es lícito pedir todo a Dios, pero a condición de que permanezcamos en él, y, esto implica, querer siempre lo que él quiere y no querer lo que él no quiere (Jn 15,1-8).
  • La mejor forma de permanecer con Jesús es participar permanentemente de la eucaristía, fuente y culmen de nuestra vida cristiana, ya que el Señor mismo nos ha prometido “el que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él” (Jn 6,56). De la eucaristía recibimos la fuerza para vivir como Jesús en permanente salida de nosotros mismos y volcados hacia los demás en ardiente caridad.
  • CEC 2746-2751: la oración de Cristo en la Última Cena; CEC 755, 736, 755, 787, 1108, 1988, 2074: Cristo es la vid, nosotros los sarmientos; CEC 953, 1822-1829: la caridad.

 

INTENCIÓN MISIONERA

PARA VER EL VIDEO DE LA INTENCIÓN MISIONERA DEL MES DE MAYO DE 2021, CLICK AQUÍ
 PARA VER EL BOLETÍN COMPLETO, DAR CLIC AQUÍ. www.institutodepastoraldelclero.org