Logo

Un nuevo horizonte pastoral para la restructuración y la renovación del CELAM

Un seminario permanente busca ahondar en el nuevo caminar del Episcopado latinoamericano y caribeño

(vidanuevadigital.com).-¿Conoce a profundidad cómo fue la renovación y la reestructuración del Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (Celam)? Para responder a esta interrogante, desde la Presidencia y la Secretaría General del Celam han propuesto el Seminario Permanente de Identidad y Horizonte Pastoral, que busca generar un proceso de conocimiento y apropiación acerca de todo este cambio dentro del “marco teológico y magisterial” al que el papa Francisco ha convocado para ser una Iglesia sinodal, en salida y “nos llama a una conversión personal y pastoral”.

Pedro Brassesco, secretario adjunto del Celam, está al frente de esta iniciativa. Al respecto, ha apuntado que “la Asamblea realizada en Tegucigalpa (2019) dio a la nueva directiva el mandato de llevar adelante una renovación de la institución a fin de adecuar la estructura a los desafíos pastorales de una Iglesia sinodal en salida”. Por ello, “a partir de una lectura de la realidad y cómo ella nos interpela, este proceso permitió reflexionar y discernir sobre el mejor servicio que el Celam podía dar a las conferencias episcopales como órgano colegial”.

En este sentido, prosigue el presbítero, “se buscó trazar un horizonte pastoral con opciones, ejes de trabajo y un estilo que asumiera el espíritu de Aparecida y el programa del papa Francisco a partir de Evangelii gaudium y su magisterio. A esto se sumó luego la Asamblea Eclesial que ha aportado orientaciones para el trabajo pastoral de la Iglesia en nuestro continente”. Es así como a partir de estos elementos se generó este espacio de reflexión para que “todos los que hacemos parte del Celam y el Pueblo de Dios en general, podamos introducirnos mejor en la identidad y en los horizontes que tenemos”.

Por las vías de la sinodalidad

Este junio se ha iniciado este Seminario, que en palabras de Brassesco “no pretende ser un espacio de formación académica, sino más bien un momento de crecimiento compartido en un espíritu sinodal sobre nuestra identidad y misión”. Se distribuirá en tres jornadas que “estarán estructuradas en función a tres momentos: ver, juzgar y actuar”.

Entonces, durante el primer día será partir de la realidad y “cómo ella nos ha interpelado y lo sigue haciendo para acompañar y dar respuestas pastorales”, mientras que “en el segundo día reflexionaremos sobre las características de una Iglesia que responda a estos desafíos”. El tercero girará más en torno a la nueva estructura que “busca acompañar mejor a las conferencias episcopales y el Pueblo de Dios que peregrina en América Latina y el Caribe”.

Según el sacerdote argentino, “se espera que se conozca mejor en qué consiste esta reestructuración del Celam como respuesta a Aparecida y el magisterio del papa Francisco para que genere un camino de reflexión que anime a trabajar juntos, buscar respuestas a los desafíos y repensar las propias estructuras eclesiales”.

A todos los miembros

En los siguientes meses, repetirán estas jornadas “con sus adaptaciones para distintos destinatarios”. Comenzarán por casa, con el personal del Celam y sus colaboradores; en agosto, seguirán con los participantes de la Asamblea Eclesial; en septiembre, el turno será para obispos y sacerdotes; hasta llegar a octubre con seminaristas.

Por supuesto, este itinerario llegará también a la Vida Religiosa como a todo el laicado. En definitiva, los horizontes pastorales de los obispos de América Latina y el Caribe quieren ir a tono con el espíritu sinodal.

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín