Logo

DURANTE LA AUDIENCIA GENERAL DE ESTE MIÉRCOLES 9 DE NOVIEMBRE, EL PAPA FRANCISCO ALENTÓ A IMITAR LA VALENTÍA Y LIBERTAD DE UN PAR DE NIÑOS QUE SE ACERCARON ESPONTÁNEAMENTE A SALUDARLO.

De este modo, el Papa improvisó una enseñanza a los numerosos fieles reunidos en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

Al comienzo de su catequesis, el Papa destacó las repentinas bajas temperaturas en Roma y dijo “queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Un poco frío, pero es lindo ¿no?”.

Luego, el Santo Padre explicó que “antes de hablar sobre lo que he preparado quisiera centrar la atención en los dos niños que han venido aquí, ellos no pidieron permiso, ellos no han dicho ‘tengo miedo’, vinieron directamente”.

“Así debemos ser nosotros con Dios, directamente. Nos han dado ejemplo de cómo nos debemos comportar con Dios, con el Señor, ir hacia adelante, Él nos espera siempre”, advirtió el Papa.

Luego, el Papa Francisco añadió “me hizo bien ver la confianza de estos dos niños. Ha sido un ejemplo para todos nosotros. Así debemos siempre acercarnos al Señor, con libertad”. No es la primera vez que durante la Audiencia General el Papa improvisa una enseñanza tras algún saludo espontáneo, como ocurrió en 2018 con un niño autista.

Después, el Santo Padre dedicó su catequesis al reciente viaje apostólico al Reino de Bahrein, en el Golfo Pérsico, que realizó del 3 al 6 de noviembre.

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín