Logo

Los sacerdotes con dudas

“Señor mío, y Dios mío” exclamó Tomás al vivir el encuentro personal con Jesús resucitado; y Jesús le dijo “dichosos los que creen sin haber visto”. En nuestra vida de discípulos y apóstoles del Señor no estamos exentos de tener dudas, vacilaciones, que afectan nuestra respuesta incondicional al Maestro. Por eso Padre de amor y misericordia oramos por los sacerdotes que nos encontramos en el espacio de la duda; para que nos fortalezcas y ayudes y tomándonos de la mano nos digas como al apóstol Pedro: “porque dudas hombre de poca fe” y podamos responderte también con el príncipe de los apóstoles: “Creo señor pero aumenta mi fe”.

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín