Logo

SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS Y DIA DE LOS FIELES DIFUNTOS

Damos la bienvenida al mes de noviembre, el mes dedicado de manera especial a la oración por los fieles difuntos y a incentivar la reflexión permanente en la llamada divina a la santidad. Es una ocasión propicia para llevar a nuestros fieles y a nosotros mismos, a una preocupación cristiana sobre nuestra preparación para la muerte; pero sobre todo en el deseo interior de ser Santos que nos es una opción cristiana, sino un mandato divino “seréis santos po rque yo el Señor vuestro Dios soy santo”. Además es una oportunidad pastoral para orientar estas celebraciones y no caer en un sincretismo religioso, o lo más grave una paganización de la celebración de estos santos misterios.

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín